Apalancamiento financiero

En este artículo hablaremos de qué es el apalancamiento financiero, cómo se utiliza y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.
El apalancamiento financiero es un método de inversión en el mundo de las finanzas, en el que el inversor utiliza su propio capital, pero también capital ajeno (prestado) para comprar activos.
El apalancamiento es una estrategia en la que el inversor utiliza deuda (dinero prestado) para invertir en determinados productos financieros, aumentando así el rendimiento potencial de la inversión. Esto permite al operador abrir una posición de mayor tamaño con una cantidad menor de capital invertido utilizando un préstamo temporal.
El uso del apalancamiento requiere una cierta cantidad de margen que se necesita para abrir una operación. Sin embargo, el margen no es un coste y le será devuelto tras cerrar la operación.
Por un lado, el apalancamiento puede ser muy útil porque se necesitan menos fondos para obtener beneficios significativos. Sin embargo, por otro lado, el uso del apalancamiento financiero puede ser muy arriesgado, porque puede entrar en una pérdida significativa. Esta es una de las razones por las que la gestión del riesgo y del dinero es uno de los factores clave para alcanzar el éxito en el mercado.
Por eso es importante establecer un límite máximo de pérdidas (stop loss) para cada operación y seguir otras reglas de gestión monetaria al operar.
Pongamos un ejemplo:
Un inversor que compra acciones se apalanca 1:2. Esto significa que la mitad del dinero es suyo y la otra mitad se la presta el broker. Si el precio de las acciones cae un 5%, el inversor pierde el 10% del dinero invertido.
El volumen de capital prestado suele ser varias veces mayor que los fondos propios, la proporción varía de 1:2 a 1:varios cientos. Cuando se negocian divisas, suele ser de 1:100 o 1:200. En el caso de acciones y materias primas, suele ser inferior, por ejemplo 1:10.
El objetivo de esta operación es aumentar la rentabilidad del capital propio.
Por eso es importante seguir la regla básica de la gestión monetaria incluso cuando se opera con apalancamiento, es decir, arriesgar un máximo del 1-2% del capital por operación.
A diferencia de otros mercados, el apalancamiento es bastante común en el mundo del Forex. Los brokers a menudo «se adelantan» en la cantidad de apalancamiento proporcionada. Las cifras 1:1000 o 1:2000 no son una excepción.

Más artículos