¿Qué es el comercio?

En este artículo aprenderá un poco más sobre qué es el trading, para quién es adecuado y qué hay que tener en cuenta.
Bajo el término trading, puede imaginarse operaciones a corto plazo que pueden durar desde unos minutos hasta unos días o semanas. Se compra y se vende con el objetivo de ganar dinero, por lo que hay que comprar barato y vender caro, o viceversa. En el trading es posible especular con una caída del valor, por lo que es uno de los pocos negocios resistentes a las recesiones, así que puedes ganar incluso durante las crisis financieras.
En cuanto empiece a operar, verá que los mercados caen aproximadamente entre 3 y 5 veces más rápido de lo que suben, por lo que, paradójicamente, puede ganar más dinero rápido y más a la baja que al alza. Además, si conoce el funcionamiento de los mercados, sabe gestionar el riesgo, dispone de capital suficiente y controla su psique, ¡podrá ganar un dinero casi ilimitado!
Lo atractivo del trading es que no necesitas empleados, todo lo que necesitas es un ordenador con internet y puedes operar desde cualquier parte del mundo. El mercado es un río sin fin que siempre fluye y depende de ti cuándo decides entrar en la operación y cuándo salir.
Tú estás en un lado, otro operador está en el otro, y cuando tú ganas dinero, él pierde. El dinero simplemente se mueve de una cuenta a otra.
Pero si empiezas a operar sin entender y comprender las reglas de este negocio, te unirás a la interminable fila de operadores fracasados que pierden dinero constantemente operando.
En resumen, ¿qué necesita para empezar a ganarse la vida con el trading?
Ordenador o portátil
Internet
Plataforma de negociación (para el análisis de gráficos y la entrada de operaciones)
Aplicación analítica (para encontrar oportunidades comerciales que la mayoría no ve)
Estrategia
Mantenga su psique bajo control
Ser capaz de gestionar adecuadamente el riesgo
Capital suficiente (uno de los principales problemas de los operadores principiantes es la denominada infracapitalización. La gente empieza a operar con muy poco capital y esto les obliga a asumir demasiados riesgos y el llamado over-trade, donde es difícil mantener la psique y las emociones bajo control )


¿Para quién es adecuado el trading?
El trading es para todo aquel que quiera ser su propio jefe, ser independiente del tiempo, el lugar y el dinero, y que quiera seguir aprendiendo.
Operar en bolsa no es tan complicado como puede parecer a primera vista. Vivimos en una época increíble en la que, gracias a Internet, tenemos acceso a la misma información que los bancos o los fondos de inversión y podemos utilizar las mismas estrategias de negociación que los grandes actores del mundo financiero.
Por supuesto, es importante tener unas reglas establecidas y seguirlas. Aquí es donde fracasan la mayoría de los que operan por primera vez en los mercados. No es que los mercados sean peligrosos. El mercado fluye con su corriente, carece por completo de emociones y no se preocupa por las necesidades de los operadores que participan en él. En la mayoría de los casos, el mayor peligro para el operador es él mismo.
La mayoría de los operadores se centran sólo en los beneficios al principio, pero lo único que podemos controlar al operar es el riesgo.
Si puede controlar esta parte, tendrá grandes posibilidades de convertirse en un operador de éxito a largo plazo que pueda vivir del trading.
Peligros del trading y a qué hay que prestar atención
El trading en sí no tiene reglas, puedes comprar en cualquier momento, vender en cualquier momento, y esa es la mayor desventaja para la mayoría de los traders principiantes. Es un lugar seductor para hacerse rico rápidamente, y así es exactamente como la mayoría de la gente lo aborda al principio.
En primer lugar, siempre tienes que crear tus propias reglas, plan y sistema para ser consistentemente rentable. No hay ningún arte en ganar dinero en la siguiente operación, la clave está en conservar los beneficios, proteger el capital y ser constante. La clave para operar con éxito es sencilla: tener una estrategia y ceñirse a ella, reducir las pérdidas y ser mentalmente resistente.

Más artículos